Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

¿Cómo la música puede ser fuente de sanación?

Hola, Hola..!!! Vamos a ver la importancia de la música como terapia, y es bien conocido que la música ha estado presente en los ritos mágicos, religiosos y de curación. En papiros egipcios alrededor del año 1500 se pudo ver que se relacionaba la música como un agente capaz de curar el cuerpo, calmar la mente y purificar el alma. También se le atribuía una influencia favorable sobre la fertilidad de la mujer.




La música terapia se refiere al uso de la música realizado por un terapeuta calificado con pacientes o grupos, este proceso se crea para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otro objetivos terapéuticos, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas. La finalidad es hacer que el individuo tenga una mayor integración o recuperación para tener una mejor calidad de vida ante la situación que esté afrontando.

Estimular la mente es esencial, ya que es el centro operativo donde se procesan, se comprenden y se juntan todas las sensaciones y emociones que los seres humanos percibimos y expresamos. La música es una experiencia sensorial que puede activar todas las áreas cerebrales simultáneamente. Por tanto, es útil en terapias porque dispara el funcionamiento del cerebro en el sentido emocional, cognitivo y físico.

La mayoría de las personas escuchamos música por tradición, costumbre, por que nos gusta y nos distrae, y cuando la escuchamos si la música nos gusta mucho, nos motiva, nos cambia el ánimo y la energía, nos hace olvidar situaciones pesadas en momentos determinados.

La música terapia tiene muchos estudios y basamentos científicos, y junto con otras técnicas y tratamientos terapéuticos contribuye a una mejora sustancial de la salud y bienestar de los pacientes, y lo mejor que tiene es que no existe contraindicaciones ni área médica a la que no pueda ser adoptada.

Podemos ver que en muchas actividades deportivas y espirituales usan la música para activarnos o como en el yoga para relajarnos profundamente, controlar la ansiedad, por lo tanto reduce el estrés.

Así que a continuación algunos de los beneficios de la música como terapia.

  • Ayuda a reducir el dolor: si se escucha diariamente puede reducir el dolor, ya que liberas endorfinas, y ellas actúan como analgésico natural. Eso no solo hace que te sientas más en control del dolor, sino que ayuda a aumentar la felicidad y disminuir la depresión.

  • Aísla el estrés: La mayoría de las enfermedades que padecemos están asociadas al estrés, escuchar media hora o una hora de música suave reduce significativamente el estrés y ansiedad.

  • Refuerza la salud: escuchar música suave también ayuda a reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Por tanto, reduce el riesgo de sufrir problemas de salud. Un estudio realizado en Italia demostró que las personas con la presión arterial alta reducían el ritmo cardíaco si escuchaban buena música durante media hora al día 30 días seguidos. Además, quedó demostrado como la música adecuada ayuda a calmar a las células y los tejidos que forman los pulmones.

  • Estimula el cerebro: la música con ritmos fuertes hace que la concentración permanezca más aguda y los pensamientos más alerta. Escuchar música suave, en cambio, mejora la capacidad de concentrarse durante más tiempo, y promueve un estado de calma y meditación. No solamente provoca bienestar y aumenta la creatividad, sino que el efecto dura aún después que la música haya dejado de sonar.

  • Aumenta el rendimiento: Esto lo hemos visto cuando vamos al gym y nos ponen música super ruda, nos sube la adrenalina y rendimos mucho más.

  • Facilita el sueño: escuchar música de baja frecuencia induce a la relajación, y facilita y mejora el sueño. Esto ayuda a que nos pongamos en un estado saludable: los efectos del estrés y la ansiedad desaparecen.

  • Aumenta el optimismo: también puede ser usada para trasladarnos a un estado de ánimo mucho más positivo. Gracias a la música recordamos momentos felices, pero también aumentamos la autoestima y la confianza en nosotros mismos.

Como verán tiene un sin fin de beneficios, es una terapia que no tiene costo, la puedes hacer en cualquier lugar. Tus células recibirán la vibración de la música y la excelente energía que tu emites, por lo tanto ganarás salud.

Te invito a que te decidas por tu salud y escuches música diariamente.

383 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo