Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

Las emociones negativas: ¿Qué causan en nuestro cuerpo?

Hola, Hola..!!! Para tener salud no debemos dejar a un lado las diferentes emociones que podemos sentir en determinados momentos, es por esto que no podemos dejar las factores psicológicos de lado, ya que estos desempeñan un importante papel el la prevención de enfermedades.

Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos ambientales o de uno mismo. Una emoción es un estado afectivo, una reacción subjetiva ambiental que viene acompañada de cambios orgánicos. En el ser humano agrupa las cogniciones, actitudes, creencias sobre el mundo que vivimos y nos rodea, estas emociones son utilizadas para valorar una situación concreta y por lo tanto influyen en el modo en que se perciben dichas situaciones.


Todos conocemos los diferentes tipos de emociones, y sabemos que las emociones positivas por razones lógicas son beneficiosas para la salud, para el espíritu. Pero hablemos de la ira, rabia, odio, rencor, tristeza, etc.

Estás emociones causan síntomas evidentes, que sentimos inmediatamente en presencia de ellas, el ritmo cardíaco aumenta, la respiración se acelera, los músculos se contraen y el flujo sanguíneo se dispara, preparándonos para responder ante la amenaza que dispara a la emoción, si no manejamos esas emociones negativas y pasamos mucho tiempo en ellas, aumentamos la activación del sistema simpático, que es el encargado de liberar las hormonas catecolaminas, estas relacionadas con el estrés, y afectan directamente al sistema cardiovascular, elevando la frecuencia cardíaca, tensión arterial y esto puede aumentar las probabilidades de causar trombos y por ende infartos en el miocardio.

El sistema inmune disminuye las defensas, aumentando el riesgo de enfermedades virales y bacterianas incluyendo hasta cáncer.

El sistema gastrointestinal se afecta ya que cambian los ácidos gástricos llevándonos a padecer de trastornos digestivos, úlceras, reflujos, etc.

También el estrés causado por esas emociones nos lleva también a tener malos hábitos como fumar, consumir alcohol, no dormir bien, no ejercitarnos ni llevar una dieta adecuada, y esto obviamente perjudica nuestra salud.

Así que debemos trabajar en ese camino hacia una mejor salud:

1) Debemos tratar de reconocer las emociones y saber que lo causa. Por ende trabajaremos en ellas, para no permanecer demasiado tiempo en ellas.

2) Expresa tus sentimientos de manera apropiada. Si los sentimientos de estrés, tristeza o ansiedad están causando problemas físicos, guardar estos sentimientos puede hacerlo sentir peor. Está bien hacer que tus seres queridos sepan cuando algo te está molesta. Sin embargo, ten en cuenta que tú familia y amigos no siempre pueden ayudarlo a lidiar de forma adecuada. Mi recomendación es que busques ayuda con un coach, psicólogo o un buen amigo que no se involucre emocionalmente con lo que te causó la emoción.

3) Calme la mente y el cuerpo: métodos de relajación, como la meditación, escuchar música, hacer yoga u otro ejercicio de relajación puede ayudar a calmar y mejorar las emociones.

4) Cuida tu cuerpo: Para tener una buena salud emocional, es importante que cuides de tu cuerpo con una rutina regular que incluya ingerir alimentos saludables, dormir lo suficiente y hacer ejercicio para aliviar la tensión acumulada.  Evita comer en exceso.

Tener una salud óptima depende de ti, recuerda que tu cuerpo es tu templo, la salud integral depende del equilibrio cuerpo, mente.


Así que: Decídete por tu salud. (pueden comprar mi libro en el siguiente link: https://www.fabiolaperezolalde.com/product-page/dec%C3%ADdete-por-tu-salud)

3 vistas

CONTÁCTAME

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

DÉJAME UN MENSAJE