Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

¿Qué es la fibromialgia?


Se dice que la fibromialgia es una enfermedad moderna y yo la verdad creo que es así. Se define como una afección que provoca dolor y fatiga generalizada y que a menudo se mal interpreta ya que hace que los médicos realicen una cantidad de estudios para descartar enfermedades autoinmune como lo son el lupus, artritis reumatoide, esclerosis múltiples, etc.


Los investigadores creen que la fibromialgia amplifica las sensaciones de dolor al afectar el modo en que el cerebro procesa las señales de dolor. En ocasiones, los síntomas comienzan después de un traumatismo físico, cirugías, infecciones o estrés psicológico significativo.


Nosotras las mujeres somos más propensas a padecer de la condición. Los síntomas que más se manifiestan son: dolores de cabezas tensionales, trastornos de la articulación temporomandibular, síndrome de intestino irritable, ansiedad y depresión, esta última ocasianado sobre todo por la incomprensión de como se generan esos dolores difusos sin explicación.


Se dice que la fibromialgia no tiene cura, pero basada en mi experiencia personal, les puedo decir que si tiene cura. Hace 9 años me diagnosticaron la enfermedad, y créame que es una condición fuerte para los que la padecen, dolores sin explicación y vivir en dolor no es fácil. Pero conocí lo que es la medicina regenerativa donde no solo me recomendaron cambiar mi alimentación, y estilo de vida, elimine todo tipo de proteína animal, asumiendo una dieta vegana, realice actividad física (correr, natación, yoga). Pero también me recetaron Fibromilagia, una fórmula herbolaria con plantas superiores también llamadas plantas adaptógenas, contiene 22 plantas y un aminoácido, que actúan sinérgicamente en el tratamiento de la Fibromialgia. Ocho de sus plantas estimulan la actividad de enzimas que producen la molécula de energía celular (el ATP), por lo que incrementan los niveles de energía corporal. Además, aumentan el rendimiento físico y mental, disminuyen el estrés y la depresión, permitiendo al organismo un rápido retorno al equilibrio.

Disminuye la inflamación y el dolor debido a que bloquea los sistemas enzimáticos productores de sustancias pro-inflamatorias. También alivia el dolor, debido a que estimula la producción de analgésicos naturales (endorfinas), produce relajación y reduce la ansiedad.

El déficit en la irrigación sanguínea muscular es una de las causas involucradas en la Fibromialgia y varios de los componentes de esta fórmula producen vasodilatación, aumentando la circulación sanguínea muscular y mejorando así la enfermedad.

También ofrece propiedades antioxidantes, capturando los nocivos radicales libres y tiene actividad inmunomoduladora, ya que incrementa la inmunidad humoral y celular. Evidencias sugieren causas infecciosas en la Fibromialgia. Varios de los componentes de esta formulación ofrecen actividad antibacteriana, antiviral, antiparasitaria y antimicótica comprobadas, que contribuyen a mejorar la enfermedad.


También me recibí terapia láser de alta intensidad en esas zonas donde el dolor era más fuerte y persistente, la terapia láser se puede considerar como medicina energética, su luz infrarroja es efectiva en el tratamiento del dolor en condiciones músculoesqueletales. Los principales mecanismos de acción son los siguientes: analgésico, vasodilatador, anti-inflamatorio y estimulante de las células madre regeneradoras.


Otro de los tratamiento utilizados es la terapia de medicina biológica, llamada amnisomas que representan la última innovación en la tecnología de células madre, son glóbulos muy pequeños, producidos por las células madre del líquido amniótico de los bebés recién nacidos. Estos últimos contienen millones de factores esenciales para el crecimiento y desarrollo del feto. Hoy día se considera una fuente de salud y de vida, capaz de inducir la reparación en los tejidos del cuerpo.


Los amnisomas contienen información bioquímica y nutrientes esenciales, que rejuvenecen nuestras células envejecidas, dándoles vida nuevamente. El tratamiento de amnisomas es seguro, mínimamente invasivo, produce un efecto anti-aging, además de un importante efecto anti-inflamatorio, que ayuda a retardar las enfermedades del envejecimiento. Un shot de amnisomas cada 3 o 4 meses retarda y minimiza los efectos del envejecimiento.


Los amnisomas ejercen un efecto anti-aging pues ayudan a rejuvenecer y a energizar las células envejecidas de nuestro cuerpo, dándoles vida nuevamente. Debido a su efecto anti-aging, los protocolos de amnisomas son un recurso muy prometedor que podría ayudar a controlar condiciones crónicas y autoinmunes que son producto del envejecimiento, es decir, si logramos frenar o revertir el deterioro del envejecimiento, lograremos en gran medida evitar estas condiciones indeseables.


Así que como verán todo comienza por cambiar el estilo de vida, tomar conciencia de nuestro cuerpo y de lo maravilloso que es tener una medicina regenerativa, preventiva, natural.


Nuestro cuerpo nuestro templo y debemos cuidarlo como tal.


0 vistas

CONTÁCTAME

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

DÉJAME UN MENSAJE