Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

Terapia adaptogénica en la medicina regenerativa

Hola, hola..!!! hoy hablaremos de suplementos nutricionales a base de plantas superiores llamados Adaptógenas, como parte de la medicina regenerativa, pero lo primero que vamos a aclarar es que es un adaptógeno.


Un adaptógeno es una sustancia natural presente en algunas plantas que permite que nuestro cuerpo se adapte a los requerimientos de cada momento, especialmente cuando tenemos menos capacidad de hacerlo. Nuestro cuerpo es una máquina perfecta y un maestro de la adaptación, ya que el hombre es un ser que vive en las más variadas condiciones tanto climáticas, como de estrés, de disponibilidad de alimentos, condiciones sociales, etc.




Pero a pesar de tener esta gran capacidad, es inevitable que vivamos períodos que nos sobrepasan y que piden de nosotros un esfuerzo mayor, ya sea porque las circunstancias cambian o porque el paso del tiempo hace que no tengamos la misma capacidad de respuesta y lo que antes era fácilmente asumible, ahora supone un gran esfuerzo. La vejez causa muchos de estos desequilibrios corporales y deterioros que si no usamos este tipo de terapia herbolaria nos precipitamos a las enfermedades crónico degenerativas.


El adaptógeno nos aporta el estímulo necesario para que el cuerpo se regenere por sus propios medios. Es decir, produce un efecto de energetización y de rejuvenecimiento hormonal.


Las plantas adaptógenas son consideradas plantas superiores y tienen los siguientes beneficios:

  • Reducir las reacciones al estrés, aumentando la tolerancia

  • Prevenir la fase de agotamiento, antifatiga

  • Prevenir estrés a largo plazo

  • Mejoran la atención y resistencia mental

  • Previenen trastornos relacionados con el envejecimiento

El mecanismo de acción de las plantas adaptógenas no está aclarado, ya que las sustancias adaptógenas no actúan suplementando algo que falta en nuestro cuerpo, sino estimulando el eje hipotalámico-hipofisario-suprarrenal para que nuestro organismo sintetice lo que necesita. Si bien no se conocen totalmente sus vías de acción, se sabe que actúan sobre mecanismos moleculares como protectores moleculares, óxido nítrico cortisol, neuropéptidos, etc.


Es decir, producen su efecto no porque aportan hormonas esteroideas como se suele suponer, sino porque producen un estímulo para que independientemente tanto hombres como mujeres equilibren su sistema hormonal en caso de necesitarlo. Ello se comprueba porque las plantas adaptógenas hacen efecto en la misma persona en situaciones muy diferentes; por ejemplo, pueden ayudar a una mujer a recuperarse tras el parto, o en una situación de cansancio y también puede ayudar a esa misma mujer años más tarde, aliviando los síntomas de su menopausia. Son situaciones hormonales bien diferentes y sin embargo un adaptógeno aporta el equilibrio en todas esas situaciones.


Se reconoce su efecto sobre muchos sistemas de nuestro organismo, siendo importante el efecto inmunoestimulante, de forma que se considera de interés en la terapia coadyuvante de cáncer e incluso como protección frente a la toxicidad causada por drogas, incluso por quimioterápicos como el cisplatino.

Son plantas que contribuyen con el Triángulo de la salud EIO (Energía, Inteligencia Biológica y Organización). Existen plantas adaptógenas que aportan beneficios para cada vértice del triángulo de la salud.


Aquí te describiré algunas de ellas:

Energía:

Maca (Lepidium Meyenii): Suplemento nutricional, ayuda con la infertilidad y la falta de deseo sexual.

Ginseng Koreano Blanco (Panax Ginseng): tiene efecto energizante, antioxidante, actividad cardiovascular, efecto hematopoyético (tejido responsable de la producción de células sanguíneas), anti-inflamatorio, mejora la inmunidad celular, acción hipoglucemiante, acción neuroestimulante, etc.

Inteligencia Biológica:

Raíz Ártica (Rhodiola Rosea): Disminuye la tensión arterial, mejora la resistencia miocárdica a las arritmias y al daño por isquemia o por radicales libres, mejora la fatiga, reduce los niveles de estrés, ayuda con el insomnio, etc.

Echinacea: Prevención de resfriados, acción antibacteriana, antiparasitaria, antimicótica, ayuda a combatir infecciones.


Organización:

Ginkgo Biloba: Tiene propiedades antióxidantes, aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, evitando así enfermedades como el alzheimar, demencia senil, se usa para tratamientos de vértigo, tinitus de origen vascular, etc.

Jengibre (zingiber Officinalis): Desinflamatorio natural, ayuda con el vértigo, acidez gástrica, dispepsia, flatulencia y cólicos, etc.


Existen miles de adaptógenos para cada situación y condición que se desee manejar, debemos recordar que la naturaleza es inteligente y muy sabía, por qué llenar tu cuerpo de químicos si lo podemos probar primero con lo natural. Si quiero destacar que siempre debemos acudir al doctor y ser asesorado por él, yo recomiendo a los médicos del Centro de Medicina Regenerativa que trabajan y conocen terapias innovadoras y usan la medicina tradicional, la medicina natural y de avanzada para darle todas las alternativas existentes a sus pacientes.


Puedes también conseguir los medicamentos en tiendacmr.com

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo