Mi historia

Me llamo Fabiola Pérez Olalde y soy una mujer igual que tú, con los mismos problemas, retos y realidades. Mi historia puede ser la tuya. 

 

Mi objetivo es vivir con buena salud y con energía positiva. En estos años me he dedicado a investigar sobre los alimentos y ver que cosas me ayudan a mantenerme saludable. Demostrar de que sí se puede y decidir ser la protagonista de tu propia vida. 

Todos los días me tomo unos minutos para pensar y visualizar mis acciones realizadas a lo largo del día, así, siendo mi mejor amiga y mi mejor juez, puedo darme cuenta de que logré, y que no hice de la mejor manera.

Intento ser honesta conmigo misma y aquellas cosas en las que fallé, las analizo, las concientizo y pienso de qué manera las puedo mejorar. Eso no quiere decir que no me ponga de mal humor o no llore, por el contrario, soy bastante sentimental, y aprendí que llorar es una manera de drenar y levantarse más rápido cuando uno caen al suelo.

El universo está lleno de energía, nosotros somos energía y decidimos ser energía positiva o negativa, ninguno es infalible, en muchas ocasiones las cosas no nos salen tan bien y es allí cuando nos ataca el mal humor, lo que genera emociones negativas que en ocasiones nos hacen ver los problemas mucho más grandes de lo que son. Siempre debemos recordar que no hay problema que no tenga solución.  

Sucede que muchas veces somos nosotros mismos los que saboteamos nuestros buenos pensamientos, esto puede derivar en vida poco próspera y en que no seamos tan efectivos cumpliendo nuestras metas. Sólo nosotros somos capaces de decidir cuándo y cómo cambiar nuestro estado de ánimo, nosotros podemos pasar a la acción y buscar el cambio.

Cuando sientas que tienes una nube gris sobre ti, sal a caminar, da un paseo, corre, medita, busca subir tu ánimo, y en el momento en el que esto suceda analiza tus errores, aprende de ellos, corrígelos y continúa adelante.

No siempre se tiene la razón, así sea contigo misma. Tú sabes y siempre sabrás lo que no hiciste de manera adecuada y generó consecuencias no deseadas, o para que no llegaras a tu meta y por ende, no obtuvieras tus logros.

Cuando seas honesta contigo misma y estés clara de que necesitas mejorar, visualiza con tu mejor energía, con esa energía positiva que te hace sentir tan bien, la nueva actitud que tendrás para lograr tus metas, resolver tus problemas y tener una mejor calidad de vida.

Haz que tu energía positiva influya sobre tus decisiones, no tengas dudas de que tú puedes, de que lo vas a lograr ¡Confía en ti! ¡Sé tú la protagonista de tu propia vida!

Mi filosofía

Tan importante como cuidar el cuerpo, es cultivar el alma. De nada te vale estar en forma y saludable, si por dentro te sientes vacía y sin propósito.

 

Dios ha sido mi guía y brújula en este proceso de transformación. Todas las noches antes de dormir hablo con él. Le agradezco por haberme dado un día maravilloso y ayudarme a lograr mis objetivos. Le doy gracias por tener hijos sanos, un esposo ejemplar y le pido que nos cubra bajo su manto y nos proteja.

 

Les prometo que siempre pensaré de manera positiva y haré cosas para que este mundo sea mejor. Más que un rezo, es una conversación entre amigos. Esto me relaja y me da paz, luego me duermo casi de inmediato.

 

CONTÁCTAME

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

DÉJAME UN MENSAJE