top of page
Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

Probióticos: beneficios, fuentes y como incorporarlos a nuestra vida

Hola, Hola..!!! Hoy quiero hablarle de los probióticos, que son, beneficios y donde los conseguimos, luego de este blog se darán cuenta de porque debemos consumirlos en la dieta diaria.

Los probióticos han cobrado protagonismo en los últimos años debido a sus múltiples beneficios para la salud, especialmente en el ámbito de la salud digestiva y el equilibrio de la microbíota. Estos microorganismos vivos, en su mayoría bacterias, aportan numerosos beneficios cuando se consumen en cantidades adecuadas.


Definamos ¿Qué son los probióticos?


Los probióticos son microorganismos vivos, principalmente bacterias y algunas levaduras, que cuando se consumen en cantidades adecuadas, aportan beneficios a la salud. Estos microorganismos beneficiosos forman parte de la microbíota, el conjunto de microorganismos que habitan en nuestro cuerpo, especialmente en el tracto gastrointestinal. Los probióticos pueden encontrarse en alimentos fermentados, suplementos y productos farmacéuticos.


Salud digestiva: pueden ayudar a mejorar la digestión y reducir síntomas de trastornos digestivos como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad inflamatoria intestinal y la diarrea asociada a antibióticos.


Refuerzo del sistema inmunológico: al equilibrar la composición de la microbíota, los probióticos pueden fortalecer el sistema inmunológico, protegiendo al organismo de infecciones y enfermedades.


Absorción de nutrientes: pueden mejorar la absorción de ciertos nutrientes, como vitaminas y minerales, al facilitar su asimilación en el tracto digestivo.


Salud mental: existe una conexión entre la salud mental y la microbíota, y algunos estudios sugieren que los probióticos pueden tener efectos positivos en la reducción de síntomas de ansiedad, depresión y estrés.


Prevención de alergias: algunas investigaciones indican que el consumo de probióticos durante el embarazo y la lactancia podría reducir el riesgo de alergias y eccemas en los niños.


Los probióticos se pueden obtener a través de la dieta y suplementos. Algunas fuentes dietéticas de probióticos incluyen:

  • Yogur: es una fuente rica en probióticos, especialmente aquellos que contienen cultivos vivos y activos.

  • Kéfir: esta bebida fermentada a base de leche o agua es una excelente fuente de probióticos y, a menudo, contiene una mayor diversidad de microorganismos que el yogur.

  • Chucrut: repollo fermentado, contiene probióticos beneficiosos y es también una fuente rica en fibra y vitaminas.

  • Kimchi: este plato coreano fermentado a base de col y otros vegetales es rico en probióticos y antioxidantes.

  • Kombucha: esta bebida fermentada a base de té contiene probióticos y compuestos antioxidantes.

Para obtener los máximos beneficios de los probióticos, es importante consumir una variedad de alimentos fermentados, ya que cada uno contiene diferentes cepas de microorganismos beneficiosos.


Los suplementos de probióticos son útiles para personas con trastornos digestivos, aquellos que han tomado antibióticos recientemente o aquellos con sistemas inmunológicos debilitados.


Es importante conseguir probióticos de calidad ya que la cantidad y las cepas de microorganismos pueden variar ampliamente de producto a producto.


La cantidad de microorganismos en los probióticos se mide en Unidades Formadoras de Colonias (UFC)los probióticos que contienen entre 1 y 10 mil millones de UFC pueden ser útiles para mantener una buena salud digestiva y prevenir pequeñas alteraciones en la microbíota. En casos de trastornos digestivos más graves o después de tomar antibióticos, es posible que se requiera una cantidad mayor de UFC, como entre 10 y 50 mil millones de UFC o incluso más.


Las cepas recomendadas comúnmente para la salud de la microbiota intestinal incluyen:

  • Lactobacillus: esta es una familia de bacterias probióticas que se encuentra comúnmente en alimentos fermentados como yogur y kéfir. Algunas cepas específicas de Lactobacillus que pueden ser beneficiosas para la salud de la microbiota intestinal incluyen Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus casei y Lactobacillus plantarum.

  • Bifidobacterium: estas bacterias son otro grupo común de probióticos que se encuentran en alimentos fermentados y suplementos. Algunas cepas de Bifidobacterium que pueden ser útiles para la salud intestinal incluyen Bifidobacterium bifidum, Bifidobacterium longum, Bifidobacterium breve y Bifidobacterium lactis.

  • Streptococcus thermophilus: esta cepa de probiótico se encuentra a menudo en productos lácteos fermentados y puede ser beneficiosa para la digestión de lactosa y la salud intestinal en general.

  • Saccharomyces boulardii: es una levadura probiótica que se ha estudiado por sus efectos en la prevención y el tratamiento de la diarrea asociada a antibióticos, así como por su capacidad para mejorar la salud intestinal en general.

Espero que con este blog, hayan entendido la importancia de los probióticos y cómo tener una salud óptima, se que tomarán la decisión de consumir probióticos en su vida y tener una microbiota sana.


Bye, Bye

30 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page