Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

¿Debo preocupar por la grasa que tengo en mi cuerpo?

¡Hola, Hola! no te cierran los botones de tu pantalón, te sientas y el abdomen se te observa pronunciado y se presiona con tu ropa, sin duda alguna tienes grasa abdominal, esto viene dado por el aumento de peso al que en muchas ocasiones se le atribuye la culpa a la edad, y nos encontramos comprando ropa cada vez más grande como justificación de no llevar un estilo de vida saludable.

¿Debemos preocuparnos de lo que dice la grasa en tu cuerpo? ¡Pues si!




La grasa abdominal afecta al organismo más de lo que creemos, y muchos piensan que es hereditaria, ya que la familia acumula la grasa en las mismas zonas corporales, pero ¿nos hemos puesto a pensar que esto no es así y que realmente viene dado por el estilo de vida de cada familia?, en otras palabras el tipo de alimentación y la actividad física, es lo que determina nuestra cantidad de grasa corporal.

La grasa corporal se distribuye en dos lugares, debajo de la piel, en lo que llamamos tejido subcutáneo o entre las visceras del abdomen y alrededor del corazón. Cuando es visceral explica lo que es sobrepeso y obesidad en medidas, la segunda se relaciona con el tamaño del vientre, podría predisponerte a desarrollar cáncer, enfermedades del hígado, corazón, diabetes, e incluso síndrome metabólico.

Por lo tanto el tema de la grasa corporal no debe ser sólo por estética sino de salud. El exceso de grasa abdominal también puede afectar la vida sexual tanto de mujeres como de hombres, ya que se tiene menos masa muscular, bajos niveles de energía y por lo tanto baja la libido, sin volver a nombrar las enfermedades crónico degenerativas de las que les hable anteriormente.

Así que es hora de hablar de soluciones, lo primero es aprender a comer, volvemos a lo que les hablo siempre, nuestro cuerpo, nuestro templo y somos lo que comemos. A continuación la lista de alimentos que debemos evitar:

· Fritos y rebosados

· Postres llenos de grasas saturadas y azúcares

· Mayonesa

· Refrescos o gaseosas

· Helados

· Comidas chatarras

· Chucherías y golosinas

· Embutidos

· Galletas

· Panes

Alimentos que debemos agregar:

Vegetales crudos: Espinaca, Arúgula, lechugas, todas las hojas verdes que nos gusten en nuestras ensaladas. Estos deben ocupar la mitad de nuestro plato. Los pueden acompañar con otros vegetales de color como complemento: cebolla, pepino, espárragos, hongos, etc. Aderezar con aceite de oliva, limón o vinagre, sal, etc.

Frutas: Ellas tienen un alto contenido en fibra, la fibra ayuda a que te sientas saciado, a parte tienen vitaminas, minerales y son antioxidantes, siempre recomiendo los frutos rojos ya que tienen menos calorías y menos azúcar.

Granos y cereales integrales: alto contenido en fibra, también de minerales, ayudan a retrasar la sensación de hambre.

Modera los lácteos.

Recuerda comer por necesidad, para nutrir tu cuerpo y no por ansiedad.

La actividad física es indispensable, el cardio te ayuda a la crema de grasa, correr, nadar, montar bicicleta, bailar, por lo menos 4 veces a la semana y no menos de media hora es vital.

Dormir lo suficiente: debemos dormir entre 6 u 8 horas, la falta de sueño nos hace aumentar de peso ya que nos dan ganas de comer más de la cuenta al activarse la hormona del hambre, además el no dormir causa estrés, lo que te lleva a la misma situación que es alimentarse sin tener control.

Hidratarnos: Debemos tomar entre 8 y 10 vasos de agua para deshacernos de la grasa abdominal, te ayudará a botar las toxinas.

Busca asesoría nutricional y médica para que escojas la dieta adecuada para ti y puedas mantener tu peso si no padeces de obesidad o si tienes que perder peso.

Debemos tomar consciencia y asumir responsabilidad por ganar salud.

¡Reduce tú grasa corporal.

8 vistas

CONTÁCTAME

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

DÉJAME UN MENSAJE