top of page
Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

Desconecta para reconectar: Un llamado al ayuno de las redes sociales




Hola, hola..!!!!


Hoy quiero hacer un llamado de atención para desconectar de las redes sociales.


En el mundo hiperconectado de hoy, donde las redes sociales se han convertido en una extensión de nosotros mismos, la idea de que nos tomemos un descanso de ellas, esto puede parecer una idea un poco descabellada, ya que vemos noticias, recetas de cocina, nos comunicamos con familiares y amigos, etc.


Sin embargo, cada vez son más las personas que optan por un ayuno de las redes sociales, una pausa intencionada para desintoxicarse de la dopamina y reequilibrar su bienestar mental.


Quiero asegurarte que no estás solo o sola en esto, el ayuno de las redes sociales no se trata de demonizarlas ni de eliminarlas de nuestras vidas para siempre. Se trata de tomar el control, de ser consciente del tiempo que dedicamos a ellas y del impacto que tienen en nuestro bienestar. Es una invitación a reconectar con nosotros mismos, con nuestros seres queridos y con el mundo que nos rodea.


Las redes sociales son una ventana a las vidas de los demás, la comparación social se ha convertido en una epidemia silenciosa. Constantemente nos exponemos a imágenes cuidadosamente seleccionadas de momentos felices, logros profesionales y cuerpos perfectos, creando una falsa realidad que distorsiona nuestra propia percepción.


Esta comparación constante alimenta el estrés y la ansiedad, ya que nos sentimos presionados por alcanzar un nivel de vida que, en la mayoría de los casos, no es real. La incertidumbre sobre la veracidad de la información que consumimos, mezclada con la falta de autenticidad de algunos perfiles, genera desconfianza y frustración.


Es como estar en una carrera sin fin, donde la meta siempre parece estar un poco más lejos.

Este ciclo de comparación e insatisfacción puede tener un impacto negativo en nuestra autoestima, nuestra salud mental y nuestras relaciones. Por lo tanto, es hora de romper este círculo vicioso.


El ayuno de las redes sociales nos ofrece una oportunidad para desintoxicarnos de este contenido tóxico y reconstruir una relación más sana con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.


Imagina despertarte sin la necesidad inmediata de revisar tu teléfono, disfrutar de una comida sin la distracción de las notificaciones, sentir la presencia de las personas que te rodean sin la competencia de las pantallas, descubrir nuevos hobbies e intereses que no requieren de un "me gusta", y dormir mejor y reducir los niveles de estrés.


El ayuno de las redes sociales puede ser una experiencia transformadora, un espacio para repensar nuestra relación con la tecnología y establecer límites saludables.


Te daré cinco consejos prácticos para ayudarte a reconectar de las redes sociales:


  1. Establece objetivos claros: Antes de comenzar tu ayuno de redes sociales, define qué esperas lograr con esta pausa. ¿Buscas reducir el estrés, mejorar la calidad de tu sueño, o simplemente tener más tiempo para ti mismo y tus seres queridos? Tener un objetivo claro te ayudará a mantener el enfoque y la motivación durante el ayuno.

  2. Informa a tus contactos: Para evitar malentendidos, es una buena idea informar a amigos y familiares que estarás tomando un descanso de las redes sociales. De esta manera, sabrán que no estás ignorando sus mensajes y pueden encontrarte por otros medios si es necesario.

  3. Desactiva las notificaciones: Una de las formas más efectivas de reducir la tentación de revisar constantemente las redes sociales es desactivando las notificaciones. Sin alertas constantes de mensajes nuevos o interacciones, será más fácil resistir la urgencia de revisar tu teléfono.

  4. Establece límites de tiempo: Si no puedes o no quieres dejar completamente las redes sociales, intenta establecer límites específicos para su uso. Por ejemplo, podrías decidir solo revisar tus redes durante 30 minutos al final del día, o solo durante los fines de semana, y si trabajas con redes sociales como yo, enfócate en lo laboral en horas laborales, no navegues por cuentas que no te aportan nada.

  5. Busca actividades alternativas: Reemplaza el tiempo que normalmente pasarías en redes sociales con actividades que te resulten enriquecedoras y relajantes. Esto podría incluir leer, practicar un hobby, hacer ejercicio, o simplemente pasar más tiempo en persona con amigos y familiares, esto realmente nutrirá tu alma.


Recuerda que es una invitación a reconectar con nosotros mismos, con nuestros seres queridos y con el mundo que nos rodea.


Imagina por un momento:


  • Despertarte sin la necesidad inmediata de revisar tu teléfono.

  • Disfrutar de una comida sin la distracción de las notificaciones.

  • Sentir la presencia de las personas que te rodean sin la competencia de las pantallas.

  • Descubrir nuevos hobbies e intereses que no requieren de un "me gusta".

  • Dormir mejor y reducir los niveles de estrés.


El ayuno de las redes sociales puede ser una experiencia transformadora. Un espacio para repensar nuestra relación con la tecnología y establecer límites saludables. Disfruta del proceso, escucha a tu cuerpo y celebra cada pequeño logro. Juntos podemos crear una relación más sana y consciente con la tecnología, una que nos permita estar presentes en el aquí y ahora, conectados con lo que realmente importa.


Anímate a tomar una horas, un día, un fin de semana para desconectar de las redes sociales, esto te ayudará a ganar salud. Recuerda siempre decidirte por tu salud.


Bye, Bye.

























1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page