Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

¡No te quejes cuida tu salud!

Hola, Hola..!!! Los seres humanos somos complejos y no importa en la situación o condición en la que estemos, nos quejamos con mucha facilidad y sin consideración, tanto así que la queja es parte de nuestro día a día.


Investigaciones demuestran que la mayoría de las personas nos quejamos una vez por minuto durante una conversación normal. Así que "Quejarse" es una tentación porque resulta satisfactorio, al igual que muchas otras cosas que causan placer como fumar o comer chocolate, quejarte no es bueno para ti ni para nadie.



Nuestro cerebro disfruta del rendimiento y no le agrada trabajar más duro de lo que debería. Quejarse continuamente reprograma tu cerebro hacia futuras quejas más a menudo. Con el tiempo, te será más fácil ser negativo que positivo, sin importar que pase a tu alrededor.


Cuando te quejas, tu cuerpo libera cortisol, hormona proveniente del estrés que te sumerge en el modo de lucha y escape con relación al oxígeno, la sangre y la energía. Uno de los efectos del cortisol, por ejemplo, es elevar la presión arterial y el azúcar, de modo que puedas estar preparado para escapar o defenderte de alguna situación de vida o muerte. 


Todo el cortisol adicional liberado debido a las continuas quejas afecta el sistema inmunológico y te hace propenso a padecer de alto colesterol, diabetes, enfermedades del corazón y obesidad. Incluso esto logra que el cerebro sea más vulnerable a algún tipo de ataque.


Cómo verás QUEJARSE afecta la salud. Ah..!!!  tú no te quejas, pero te rodeas de gente que sí lo hace, también esto afecta a tu salud. Ya que hace que te sientas incómodo y activa tus pensamientos negativos y activa tu sistema hormonal.  Por lo tanto debemos buscar una solución para dejar de quejarnos y ayudar a otros a que no lo hagan.


Yo recomiendo enfáticamente generar una actitud de agradecimiento, lo que significa enfocar tu atención en el momento que te vas a quejar o cuando escuchas que alguien se queja, rápidamente debemos agradecer y enfocarnos a un sentimiento de gratitud  y lleva a esa persona sin hacerla sentir mal a que agradezca por algo,  estudios demuestran que cuando agradeces y tienes el sentimiento de gratitud presente, la hormona del estrés se reduce en un 20%, por lo tanto tendrás mejor estado de ánimo y  disminuirás la ansiedad.


Así que te daré algunas recomendaciones para que logres estar en gratitud y minimices la queja, y así puedas ganar salud:

1) Aprende a estar en tiempo presente en cada momento de tu vida, viviendo cada momento con conciencia plena, esto ayuda a que tu mente este centrada y no tengas pensamientos negativos cada segundo que te inciten a la queja.

2) Ten un propósito claro, es decir, si te vas a quejar, debes tener claro que vas a ganar con esa queja y si la queja beneficia al mayor número de personas involucradas. Si no logra ninguna de las anteriores, se consciente y evita la queja.

3) Hay quejas que pueden ser validas, por ejemplo: fuiste a una restaurante y tuviste un mal servicio. Así que cuando vayas a emitir la queja hazla con especificaciones, de forma positiva para lograr que la otra parte tenga un beneficio.


Tener salud es responsabilidad de cada uno de nosotros,  y como verán no sólo se trata de comer sano y hacer ejercicios, se trata de cambiar como seres de forma integra.


Les dejo el link del podcast donde hablo sobre la queja.

Así que decídete por tu salud.

0 vistas

CONTÁCTAME

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

DÉJAME UN MENSAJE