CONTÁCTAME

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube

DÉJAME UN MENSAJE

Buscar
  • Fabiola Pérez Olalde

No tengas miedo a los 40 años


Cuando se acercan los 40 años comenzamos a sentir cierta angustia, ya que se considera que estamos envejeciendo y que sin duda tendremos cambios físicos e incluso espirituales y emocionales. Pero lo más importante es saber que si conoces que pasa a esta edad no hay nada que no puedas controlar, podrás gozar de una excelente salud y por ende tener calidad de vida.


Recuerda que tú eres capaz de cambiar la vida si así lo deseas, si consideras que en vez de envejecer estás comenzando una segunda adolescencia, en está etapa experimentarás cambios profundos que puede comenzar incluso con cambios hormonales que a su vez traen transformaciones físicas y psicológicas. Lo más importante para llevarlo bien y sacarle provecho a estos cambios es mantener la salud y para esto debemos tomar en cuenta cuatro factores claves: la alimentación, actividad física, el cuidado de la piel y la mente.


Alimentación: Debemos estar conscientes de que el metabolismo cambia y las necesidades alimenticias pueden cambiar, al tener cambios hormonales, el metabolismo disminuye y si la mujer comienza a padecer de pre-menopausea o menopausea se puede elevar incluso el riesgo cardiovascular y si nos descuidamos podemos acumular grasa en el abdomen, sin hablar de que se manifiestan deficiencias de vitaminas y minerales esenciales para el óptimo funcionamiento de nuestro cuerpo.


Es por esto que recomiendo cambiar el estilo de vida, y buscar una dieta ideal para cada una de nosotras, ya que no todas somos iguales, debes buscar la asesoría para tener una alimentación balanceada y adecuada a tus necesidades, lo importante es que bajes la ingesta de carbohidratos y azúcares refinados, e incrementes más tu consumo de vegetales crudos, fibras, carnes magras (no en exceso) y complementar con suplementos nutricionales naturales que compensen la deficiencia de vitaminas y minerales que no conseguimos en los alimentos. Debemos evitar alimentos procesados.


El ejercicio es fundamental para mantener una buena salud en esta época y sobre todo el peso saludable, el gasto energético y la quema de grasas van en función de la masa muscular, por lo que si se pierde masa, se gana grasa, por lo tanto él ejercicio debe ser parte de tu vida y tu día a día.


Cuidado de la piel: La piel comienza a experimentar una serie de cambios motivados por la alteración de los niveles hormonales, podemos ver algunas arrugas de expresión más marcadas, que son las que se tienen desde siempre, como las que salen al sonreír, y las arrugas producidas por el envejecimiento cronológico, las que se aparecen con la edad. Por lo tanto debemos protegernos del sol, la hidratación es fundamental, ya que con la edad la piel se vuelve más seca y sensible, usar diariamente todas las mañanas antes de salir de casa protector solar.


Tener una buena higiene de la piel, desmaquillarse todas las noches es prioritario, utilizar cremas hidratantes tanto en la cara como en el cuerpo es fundamental, busquemos preferiblemente las que contengan ingredientes naturales.


La mente: Los cambios físicos y las experiencias vitales también transforman la mentalidad. En la mente residen gran parte de los problemas derivados de la edad, pero también sus soluciones, si sientes que lograste muchas de tus expetativas de la vida, y sientes que te ves bien y te sientes saludable, te sentirás mucho más segura y estable emocionalmente.


Si no has logrado tus expectativas esto puede generar depresión y problemas de ansiedad, pero quiero que tengas claro, que no es tarde, aún estás joven y puedes ir por tus sueños y metas, sobre todo si tienes una vida saludable. Es importante que sepas que ahora estás más madura y que esta madurez quita inseguridades y da mucha más fortaleza, así que sencillamente debes tomar la decisión de dar ese paso adelante para lograr cosas.


Una de los principales inquietudes mentales vienen de la parte sexual que incluye el temor de los cambios físicos, pero si tienes tu autoestima alta, no tendrás problemas sexuales, sentirte bella, saludable te dará mucha más seguridad en el sexo y no tendrás miedo a experimentar con tu pareja.


Así que podemos concluir que si asumimos los 40 años con positivismo y un estilo de vida saludable, tendremos una década espectacular.

32 vistas